Aprender español en Buenos Aires: Academia Buenos Aires

Aprender español en Buenos Aires: Academia Buenos Aires

Academia Buenos Aires

Escuela de español en Buenos Aires

Hipólito Yrigoyen 571, 4° Piso, C1086AAG Ciudad Autónoma de BuenosAires, Argentina

www.academiabuenosaires.com

 

Hola.

Hola.

Muchas gracias por haberme permitido hacer esta entrevista. Estamos en Academia Buenos Aires y estoy con Mariela y con Utz y me van a contar un poquito qué es lo que hacen acá en la Academia, cómo funciona, qué cursos ofrecen, para quiénes…

Bueno. A ver… Yo soy coordinadora de la escuela hace unos 7 años y ofrecemos cursos de español en clases grupales, individuales, grupos cerrados, que los llamamos tándem, clases de español general y también temáticas específicas: español médico, de negocios, cursos de cultura, también de literatura, y, si no hay un curso especial armamos cursos a medida también en grupo, grupos cerrados. Todo lo que se les ocurra.

Lo que se necesite.

… se necesite…

¿No? Perfecto…

Sí.

¿Y vos, Utz?

Mi nombre es Utz. Soy alemán. Soy uno de los fundadores de la escuela y trabajo hoy en día sobre todo en marketing. No solamente con el mercado alemán, sino en general. Y bueno, hace ya unos… tengo que calcular… unos dieci… no… catorce años que estamos con la escuela y… bueno. Hemos crecido bastante. Ahora estamos en estos locales acá, donde… bueno hay unas quince (15) aulas más o menos, que significa que en cada momento puede haber hasta quince clases paralelas y… bueno, estamos en el año 2018 esperando cómo sigue la cosa, ¿no?

Bien… y bueno, ¿qué tipo de alumnos tienen? ¿Qué tipos de personas vienen acá a aprender español?

Hay de todo.

¿De dónde?

Sí, hay de todo. Por año, vamos a decir, tenemos unos setecientos (700) alumnos más o menos, que vienen de unos cuarenta y cinco (45) países del mundo entero. Es también verdad que hay un… una mayoría que viene de Europa, de América del Norte. Son las dos regiones donde más alumnos hay para nosotros. También vienen alumnos de Brasil, de Australia, Nueva Zelanda, África del Sur, de Japón, de China, de todo…

La ubicación de la escuela es ideal, ¿no?

Sí. La ubicación… o sea… también, lo que quisiera decir es que es un hermoso edificio histórico en el casco histórico de la ciudad de Buenos Aires. Tenemos enfrente la Legislatura de la ciudad que es impresionante con sus estatuas que parece que nos miran, con vitreaux originales. Es un edificio hermoso, muy al estilo europeo. Tenemos una terraza también y sí… es muy accesible desde todos los puntos de la ciudad por subte (metro), colectivo (autobús)… o sea estamos a metros de la histórica Plaza de Mayo y para nosotros es como una ubicación muy linda, muy buena, espectacular. Nos encanta.

¿Cómo encontraron este edificio? ¿Fue fácil?

No. Estuvimos buscando un lugar que cumpla con ciertos requisitos: que tenga ya aulas preparadas como tales. No con tabiques, sino salas que podíamos usar como aulas y con cierto metraje. Entonces no era cualquier oficina que se adaptaba a nuestros fines.

Y ya habíamos abandonado la búsqueda, cuando nos sentamos en un café ahí enfrente… es una historia real… y miramos y vimos que había un cartel. Dije: “Bueno, vamos a llamar.” Y llamamos y justo estaba disponible y encontramos el lugar.

¡Qué fantástico! Qué linda historia…

Una coincidencia.

Realmente. ¿Y acá en este edificio están desde un principio?

Sí… bueno… vamos a decir que… no. Empezamos en otro lugar mucho más chico a unas pocas cuadras de acá, pero cuando llegamos acá, primero ocupamos el cuarto piso. De a poco fuimos agrandándonos hacia el quinto piso y ahora hacia el tercer piso.

Súper.

Entonces, lo que se ve acá, esto fue como el espacio original.

Fantástico. Y los alumnos que están acá, ¿pueden hacer algún tipo de examen?

Sí, sí. Tienen… o sea los grupos, cuando armamos los grupos los armamos teniendo en cuenta un examen de nivel antes de su llegada. De todas maneras, hay alumnos que vienen el viernes a las seis de la tarde: “Quiero estudiar español.” Son bienvenidos. O escriben un e-mail el fin de semana o vienen el lunes a la mañana. Todos los lunes a la mañana hay medialunas; desayunan acá. Vienen y también los recibimos.

Como somos la primera y única escuela acreditada por el Instituto Cervantes en la ciudad de Buenos Aires desde enero de 2017, creo que eso hizo que vinieran más alumnos.

Todos pueden dar un examen al terminar su curso. Todos tienen una certificación de su nivel y algunos obtienen créditos universitarios. O sea la escuela tiene un acuerdo con una institución universitaria que certifica que… digamos la nota que se sacan en el examen. Toman un examen… es opcional.

Hay personas que vienen a la escuela y están de viaje, no quieren dar un examen, pero siempre está el examen como una cuestión posible y también les sirve para sus respectivas universidades.

Excelente. Excelente.

Muchos quieren, últimamente, espontáneamente, para ver: “Bueno, a ver… hago un examen.” Si no, reciben un certificado de asistencia con su nivel y la cantidad horas que tomaron su curso.

Claro. Claro. Y grupos de diferentes niveles de conocimientos de español. Desde cero hasta el nivel C2…

Claro. Tenemos desde el nivel A1 al C2 según el marco común europeo. También hicimos nuestras equivalencias con los niveles de Estados Unidos, los que se rigen en sus universidades y también les explicamos dónde están en su nivel, más allá del marco común europeo y tenemos todos los… todos los niveles.

De todo.

De todo. Y si no hay un grupo en ese nivel en el que quieren estudiar, bueno, abrimos grupos.

Sí. Es una garantía. Que todos los lunes puedes empezar en el nivel que sea. Siempre hay lugar o si no, abrimos un curso.

¡Qué interesante!

¿Cuál es la cantidad mínima de personas que tiene que haber para que se forme un grupo?

Uno.

¡Uno!

Individual también.

Bueno, no es la idea, pero tenemos… si por algún motivo académico hiciera falta abrir un curso para ese alumno, bueno, se queda como un curso grupal pero se queda solo.

Y si no, son un máximo de siete estudiantes por… por grupo.

Son cursos relativamente pequeños como para poder aprender mejor.

Sí.

Fantástico.

Bueno. ¿Quieren decir la dirección?

Bueno… Hipólito Yrigoyen 571 – 4° piso.

De hecho, es un trabalenguas. Hipólito Yrigoyen parece como sacado de un libro.

Es difícil, sí.

Bueno, y ahora Utz, una cosa… preguntarte a vos: ¿cómo fue que llegaste a Argentina? Vos sos alemán.

Esto me interesa

Bueno. Por mil caminos distintos, pero al principio estaba buscando trabajo. Primero de vacaciones. Después, buscando trabajo, empecé dando clases en la facultad y después de un tiempo me cansé, honestamente, dando clases, por lo menos a ese público, entonces empezó la idea con unos amigos de lanzar una escuela de idiomas, que es algo que salió bastante naturalmente porque yo lo había vivido llegando acá sin conocimiento del idioma.

Claro.

Entonces yo he pasado por esa búsqueda de una escuela que corresponda a mis necesidades.

Claro.

Y por otro lado, la otra pareja con la que creamos la escuela en su momento ya había trabajado también con alumnos de otras escuelas. Entonces había un conocimiento, vamos a decir, del funcionamiento. No tanto de la parte académica, que hasta el día de hoy dejamos en manos de gente como Mariela, que sabe y bueno, se delegó, digamos, la parte académica a profesores.

Claro. Y vos te encargás de la administración…

Claro. De todo lo que hace funcionar la escuela detrás del telón, pero que también es importante para comunicar y para atraer alumnos también.

Por supuesto.

Y hacer que funcione la logística, bueno… hay otras personas más que ayudan en eso, ¿no?

Claro. ¿Cuántos profesores son o tienen?

Tenemos un staff de diez profesores. En este momento son catorce (14) más o menos, y bueno, eso puede variar. Mínimo de diez.

Ofrecemos clases por Skype también.

¡Ahh!

Porque, cada vez más, no sé… hay estudiantes que o vinieron y quieren continuar con las clases o empiezan de cero por Skype y eso también es, a veces, después de las seis de la tarde o más temprano, incluso los fines de semana, los sábados, hay estudiantes que toman clases por Skype. Y bueno, también programas, como vos decís, hacemos visitas, paseos.

Todos los cursos tienen incluidos… tienen incluido un programa extracurricular: una visita a un museo o algún lugar de interés cultural, talleres en la escuela, una noche de cine argentino en la escuela y eso también es una oportunidad para que los estudiantes se conozcan y entablen relaciones, porque para nosotros es tan importante aprender como conocer la cultura y relacionarse.

El material de estudios lo hicimos nosotros, lo pensamos, para que también los estudiantes puedan conocer nuestra cultura, nuestra historia, literatura.

Me encanta. Me gustaría a mí tomar clases acá

No. No creo que necesites, pero bueno.

Me gusta mucho la idea, todo. Como lo han armado. Realmente muy lindo.

Bueno, gracias.

Buenísimo.

Gracias.

Gracias, Cristina.

Bueno. Otro tema importante que ustedes ofrecen es el tema del alojamiento. ¿Quieren explicar un poquito eso?

Sí. Es una parte fundamental de una estadía en Buenos Aires. Para mucha gente que no tiene familia, no quiere vivir en un hotel. Bueno. Ofrecemos algunas opciones, la principal siendo la casa de familia. Son familias que conocemos desde hace mucho tiempo, donde hacemos un control de calidad igual, pero con las que estamos en contacto también todas las semanas voy a decir. Sabemos cómo se llaman los hijos y los nietos y sabemos qué tipo de alumno meter en qué familia. Cómo asociar esas necesidades. Bueno. Trabajamos con muchas familias. Son familias que, por lo general tienen uno o dos hijos que ya se fueron de casa, entonces les queda un cuarto libre. En Buenos Aires no sobra espacio habitacional, entonces, si no se libera una habitación de alguna forma en una casa de familia, nadie va a querer recibir. Pero… bueno. En ese tipo de situación tenemos parejas jóvenes que les sobra espacio, tenemos también gente soltera… hay de todo. La familia en ese sentido es una expresión amplia.

Bueno. Hacemos esto de poner en relación familias con alumnos y también ofrecemos para chicos chicos, más jóvenes, un tipo de departamento compartido, que es que el alumno tiene su habitación, pero comparte un living, comparte un baño y una cocina con otros.

Claro. Fantástico.

Un máximo de cinco o seis alumnos por departamento. Eso. Es una parte importante del servicio. El servicio es global. La gente viene al aeropuerto, podemos ofrecer un servicio de traslado hacia el centro, hacia la familia o hacia el departamento y… bueno. Ahí empieza y después llegan acá y les explicamos cómo encontrar su camino en Buenos Aires.

¡Fantástico!

O sea que es un acompañamiento muy completo. Del estudiante.

Sí. Sí.

Ya no se tiene que preocupar. Nos contacta por su curso y quiere saber, bueno: “Me quiero alojar con una familia”, le buscamos según su estilo y bueno. Ya viene y ya va a un lugar.

Ya sabe adónde ir.

Sí.

No está solito, perdido en Buenos Aires.

No, es más… al alumno le mandamos una descripción de la familia. Le mandamos un mapa para que pueda ubicar la dirección de la familia. Tiene datos sobre, bueno, si son fumadores o no (en general son no fumadores), si tienen perros o gatos, cuánta gente vive en la familia, hay fotos no de la familia, sino del lugar, por razones de privacidad.

Lógico. Lógico. Bien. Muy, muy bien. Muchas gracias.

De nada.

Bueno, les agradezco muchísimo esta entrevista.

Bueno. Gracias por la entrevista. Muchísimas gracias.

Gracias a vos.

Archivo PDF para descargar: Academia Buenos Aires

 

 

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.