Una técnica para hablar mejor español: hay que pensar en español

Una técnica para hablar mejor español:

Hay que pensar en español

Yo soy Cristina y este blog está pensado para personas que quieren mejorar sus conocimientos de español. Son personas que ya hablan… hablan el idioma muy bien, pero tienen una especie de bloqueo.

Llegaron hasta un punto en el que piensan: “Ahora sé muchísimo pero no lo puedo usar. No lo puedo aplicar cuando estoy con un hispanohablante. Me trabo, no puedo hablar, no sé bien que decir, me faltan las palabras.”

Este vídeo es el primero del año 2019 y por eso quiero empezar con una técnica o una estrategia para ayudarles a mejorar, para inspirarlos y motivarlos y ayudarles a estar cada vez más felices con su aprendizaje del español.

Es una técnica muy simple muy fácil pero muy útil, ¿sí? Muy, muy, muy, muy, muy, muy, muy importante y ¿cuál es esta técnica? La técnica es: no hay que traducir de su idioma. Hay que pensar directamente en el idioma que estamos estudiando. En este caso, en nuestro caso aquí en español, pero sirve para cualquier otro idioma que queramos aprender.

Es decir, una cosa que es fatal cuando estamos hablando con otras personas es estar todo el tiempo traduciendo, estar pensando en el idioma materno y traducirlo al idioma español en este caso.

Eso es fatal, porque nuestro cerebro está tan concentrado en la traducción, que va a formar frases falsas, porque la estructura del español, por ejemplo, es diferente a la del inglés o la del alemán o la del francés…no la de la del francés y el español son similares pero igual si estamos todo el tiempo traduciendo tenemos un esfuerzo sobrehumano y vamos a cometer, por supuesto, errores nos vamos a trabar, no nos vamos a acordar de las palabras.

Pero si nosotros tenemos de un principio la técnica de pensar en el idioma español en este caso se nos va a facilitar muchísimo todo.

Para eso hay una técnica muy simple que es tratar de recordar desde un principio, desde el primer día, desde el día cero en que empezamos a estudiar el idioma, empezar a tomarnos algunas palabras que por día queremos recordar.

Por ejemplo, yo aquí tengo esto ¿sí? que es un vaso. Un vaso de agua. Yo cuando veo este vaso pienso: “vaso”. Si yo soy, por ejemplo, una persona alemana por ejemplo voy a pensar primero: “Glas”, entonces la idea es cuando veamos este vaso, no pensemos “Glas”, pensemos “vaso” y así podemos hacerlo con todas las palabras que vamos aprendiendo durante nuestro proceso de aprendizaje.

Cuando veamos una palabra, perdón cuando veamos un objeto pensemos directamente en la palabra en el idioma español y esto lo podemos hacer como técnica, como juego ya al levantarnos por la mañana nos vamos a preparar un desayuno y las cosas que vamos viendo en la cocina: la mesa, los cubiertos, las tazas, los platos, pensemos ya en el nombre directamente en el idioma español.

Es fundamental esto porque entonces nuestro cerebro va a estar agradecido ¿sí? porque va a ser más fácil para él pensar en el idioma cuando lo quiera hablar, ¿sí? Cuando queramos hablar con gente en español si… lo empezamos con esto, esta técnica desde el primer momento entonces vamos a tener muchas mucha más facilidad para expresarnos en el idioma sin hacer el proceso de traducción que en realidad es un gran error.

Yo ahora que estoy hablando con ustedes estoy pensando únicamente en español pero yo vivo en Alemania y cuando estoy con mis amigas alemanas yo me olvido del español y es como que yo tuviera una especie de…de… de… no sé de enchufe y yo cambio entonces el enchufe, cambio o desconecto un idioma y conecto el otro.

Y esto lo pueden hacer también ustedes: desconéctense de su idioma materno y conéctense con el nuevo y parece difícil pero no lo es. Pueden empezar con cuatro palabritas por día, por ejemplo, y lo van a ir luego aumentando y cada día más palabras y les recomiendo realmente encarecidamente que lo hagan para dejar de traducir ¿sí?

Pruébenlo. Es un juego. Háganlo como un juego y de por sí les recomiendo una cosa importante que es: todos los días hacer por lo menos 15 minutos de español o cantar una canción en la ducha por la mañana en español, escuchar música en la radio, ver algunas cosas en youtube, películas, una serie por la noche antes de ir a dormir con subtítulos en español, leer algún libro en español… muchas cosas se pueden hacer y 15 minutos por día deberían ser en realidad lo mínimo ¿sí?

Súmenle entonces esta técnica y van a ver cómo un poco a poco su cerebro va a tomar el español como una parte de sus vidas.

Bueno. Espero que les haya gustado este vídeo y es el primero del año. Les deseo a todos un feliz año nuevo, ¿sí? y nos vemos entonces en mi próximo vídeo muchas gracias y hasta pronto. Chau.

Archivo PDF:  Hay que pensar en español

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

2 opiniones en “Una técnica para hablar mejor español: hay que pensar en español”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.