Entrevista a Nicole Nau: tango, libro y viajes culturales

Entrevista a Nicole Nau:

Tango, libro y viajes culturales

Hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de hablar. Hoy les presento el segundo video con la entrevista a Nicole Nau y, si les gustó el primero, este les va a encantar, porque en este video Nicole nos cuenta sobre sus proyectos y actividades actuales, que son muchos y muy interesantes para personas interesadas en el tango y en el español y en viajes, ¿sí? Y al final de este video ella nos regala unas imágenes en movimiento de ella y su marido bailando y haciendo folclore con una serie de filmaciones fantásticas y muy, muy, muy lindas, así que disfrútenlo. Disfrútenlo y aprovechen estas imágenes fantásticas. Gracias por estar aquí.

Bueno… y estas cosas interesantísimas que nos cuenta Nicole ella también las escribió en un libro que yo lo leí, me  gustó muchísimo, muy interesante, con su vida. Contanos un poquito cómo fue eso. Cuándo se te ocurrió escribir el libro, qué escribís en ese libro…

Mirá, el libro me lo habían pedido muchos años antes de que lo escribí, porque la editorial tenía una idea sobre el libro, y lo rechacé. No lo quise hacer. Y después, obviamente son historias que cuento en el libro… nos pasaron cosas a Luis Pereyra y a mí, tanto en la vida como en el escenario, como en la vida familiar, y ambos dijimos: son cosas que no solamente se merecen sino que deberían ser compartidas porque generalmente se callan. Y como nosotros salimos de eso, salimos fuertes, con mucha fe y sanos y salvos, dijimos: lo vamos a querer compartir. Entonces ahí vuelvo a tomar contacto con la editorial, digo: bueno, gente, ahora sí estoy en condición de escribir. Y ahí nació ese libro que se llama “Bailá tango con la vida”, “Tanze Tango mit dem Leben”, que realmente es un llamado a la gente: bailalo al tango con la vida. Hacelo.

Muy hermoso… y el libro lo tenés escrito en alemán, pero lo pensás hacer traducir al español también.

Sí. lo tengo en alemán y estamos ya ocupados con la traducción. El tema es un poco… como tenemos varios espectáculos… tenemos el espectáculo que es con ese libro, donde bailamos escenas del libro, y tenemos otro que es con la compañía grande, en realidad estamos ocupados todo el año con ensayos, haciendo el vestuario, los instrumentos, el guión, la música, las partituras, no me da estar mucho en el escritorio, ¿no?

Por supuesto, porque tu vida es muy, muy movida. Estás una parte del año aquí, pocos meses, en Alemania, ¿no? La mayor parte en Argentina, y hacés muchas giras y tenés un show especial con tu marido, Luis Pereyra, que es tu gran amor, ¿no?

Sí, sí.

Bueno, contá un poquito cómo es eso de tus giras, y cuál es el show actual que estás haciendo…

Sí. Nosotros la última gira, que se llama Vida por la vitalidad, por la vida, terminamos en el Folies Bergère, en París, que fue un éxito tremendo y ahora volvieron a pedir fechas. Nosotros en el 2018 vamos a estar con el espectáculo más íntimo, no digo chico, porque es grande, por adentro es muy grande. Y después en el 2019 vamos a ir con el espectáculo grande, con la compañía grande, que vamos a estar en la Tonhalle también.

Fantástico. Yo te vi una vez en la Tonhalle, estaba llena, y es un lugar muy hermoso y realmente fue un espectáculo divino. Muy recomendable para todos.

Muchas gracias.

Además, Nicole, vos también hacés clases de tango, ¿no?

Sí.

En este momento estás acá en Alemania, estamos casi en invierno, y vas a hacer… estás haciendo cursos. ¿Y qué tipo de clases, quién puede ir, dónde las ofrecés, cómo funciona?

Llegué acá el 20 de septiembre, o sea ya hace dos meses. Tomé el tiempo, lo hablamos con Luis y él dice: Bueno, mirá, si hay tanto pedido de clases, andá, atendelos, yo mientras tanto me ocupo de los espectáculos allá en Argentina, que de alguna forma me dio libertad para atender a la gente.

Para mí no hay nivel. Porque la diferencia es si alguien baila o no baila. Hay gente que es muy avanzada y no baila y hay gente que sabe muy poco y tiene mucho baile en su cuerpo. Y lo que nosotros estamos haciendo es entregar un tango puro, muy puro argentino. ¿Por qué puro? Es un tango antes de que se distorsiona por la globalización, lo moderno, el sello alemán arriba del tango argentino, el sello holandés arriba del tango argentino… Es un tango que se bailaba cuando el tango todavía y aún era de los argentinos. Nada más. Sin influencia, digamos, desde afuera. Y justamente un tango donde todavía se siente, digamos, la tierra bajo los pies, de los patios de tierra.

Qué bonito.

Sí. Eso es muy lindo, porque a partir de ahí, cuando se entiende la raíz, se entiende por qué acariciamos el piso. No es una cosa de dibujar y hacer gimnasia, sino es algo de sentir de dónde viene. Los patios…

Sí, los orígenes. Y hay un dicho en Argentina que… no en Argentina, en el idioma castellano, que me gusta mucho, que dice: no vayas a buscar por las ramas lo que se encuentra en la raíz.

Muy lindo, muy lindo eso.

Sí.

Bueno, yo te estoy escuchando hablar español y hablás perfectamente el castellano. ¿Cómo fue para vos eso, fue fácil de aprender? ¿Fue difícil? ¿Cómo fue para vos?

Fue natural. Porque iba a Argentina sin hablar y me tenía que defender a pie y manos y obviamente me pasaron cosas muy graciosas. Muy… Luis tiene una colección de cosas que estoy diciendo en… a lo largo de nuestra relación y… como, por ejemplo, cositas: es cocodrilo, pero es Krokodil, o sea la “erre” se empezó a cambiar. Y son muchas cosas que le pasan por ahí a un alemán. Pero aprendí por oído y con la gente, leyendo, escuchando radio, escuchando TV, últimamente creo que sería muy difícil aprender por oído, porque parece que la evolución de los jóvenes es hacia atrás.

Risas.

Así. Parecemos los monos hablando. Y un castellano educado, diferenciado, se encuentra solamente entre gente culta, pero no entre la gente que no trabaja, la gente que no… digamos los que andan todo el día con el celular ya no saben ni escribir.

Es un horror.

Sí.

Realmente.

La verdad que sí.

Pero vos lo aprendiste escuchando la radio, viendo la televisión, los consejos que yo siempre le doy a la gente que ve este blog, ¿no? Tratar de, realmente, sumergirse también en el idioma.

Sí. Y no es nada importante que uno entienda. Recuerdo muy bien que de niña, cuando era muy chiquita, me interesaban los idiomas. Empecé a andar en bicicleta y a hablar por oído, sin… no había ni una palabra de verdad, todo “trucho”, pero hablando la melodía de lo que yo escuchaba: cómo hablaba el francés, cómo hablaba el inglés, cómo hablaba el italiano.

Imitabas, imitabas.

Exactamente. Y eso de imitar en un idioma es bueno. Si uno, por ejemplo, ve una película, no recomiendo ponerla en el idioma… digamos… hay que ponerla en el idioma original. Puede que no entienda todo, por ahí dejo el texto abajo, pero sería bueno verla una segunda vez sin leer.

Exactamente. Yo siempre también recomiendo eso como un buen ejercicio, ¿no?

Sí.

Otra cosa que ustedes hacen son unos viajes culturales.

Sí.

Eso, ¿cómo funciona y dónde lo podemos encontrar para ver… para ver cómo funciona y cómo los organizan?

Sí. Nosotros hacemos viajes culturales que también son un poquito bailados. O sea, bLastante bailados. La gente que quiere bailar, toma su clase con nosotros. Viajamos por el país, nos tomamos unas provincias, pero como Luis desde chiquito viajó por su profesión, él empezó a bailar a los cinco, conoce el país, realmente, como la palma de su mano. Entonces no vamos como guías de turistas, sino vamos donde realmente surgió cultura. Vamos a los patios en Santiago, encontramos donde realmente todavía cocinan en una olla de hierro, donde se baila en los patios en la tierra.

Hermoso, Nicole.

Es muy lindo, sí, es muy bello. Es muy bello. Hay fotos,  si alguien, por ejemplo dice: bueno, lo quisiera ver, también tengo material filmado que… podemos dar el link para que vean qué tipos de cosas se hacen…

Eso es súper interesante y podemos poner el link debajo de este video, por ejemplo, para que la gente pueda entrar y mirar directamente lo que estás contando.

Sí, claro. Eso… son cosas… muy emotivas. Y el grupo que va con nosotros quedan como amigos para toda la vida, porque hay algo muy profundo que nos une. Y termina siempre en casa nuestra, con un asado grande que lo hace Luis. El asado al asador, no a la parrilla. ¡Al asador!… Y hace empanadas, lo hace él… son vivencias… creo que… sí. Profundas, porque creo que es compartir el pueblo. No solamente la tierra. Las costumbres, el sentir, el compartir… compartir cultura. No enseñarla… compartirla. Es otra cosa.

A mí me da la sensación, ahora que estoy acá con vos, que vos, realmente del corazón te sale todo lo que estás diciendo acá.

Sí…

Es como, realmente, estás… vibrando con esta energía del tango y de la Argentina… es… es increíble, ¿no?

Sí… Sí a mí… para mí es una fuente de… de… digamos vitalidad. Pero creo que es mi acceso a mi sentir. El bailar. Y por un lado es el tango. Tenemos 22 provincias, pero al conocerlo a Luis… Luis me agarraba de la mano y dice: Mirá, vos conocés Buenos Aires con el tango argentino. Tengo un país que tiene 22 provincias y ese país lleva un arte de danzas y músicas nativas. Te lo voy a enseñar. Entonces está la zamba con la zeta, está la vidala, está el huayno, está la chacarera, que para mí es la música, junto al gato, más alegre que tiene el país. Justamente de una de las provincias más pobres. La zamba, que ya la nombre, pero la zamba que es hasta más romántica que el tango. Y todas esas cosas son, para mí, tesoros. Porque es un pueblo, el argentino… justamente Argentina, saliendo de Buenos Aires, del porteño que es medio complicado…

Risas…

Bueno, tenemos que decir así, porque le pertenece un poco esa cosa de diferenciarse del resto del país. Y el resto del país es muy humilde, es muy amable, es muy educado, es muy ordenado… entonces ese país es donde uno puede decir: acá, realmente, vive un argentino.

Súper interesante, muy, muy bien. Nicole, te agradezco muchísimo que hayas estado aquí con este mini-video para mostrarle a la gente y muchas, muchas, muchas gracias por estar.

Y vamos a poner al final… vamos a poner un video de Nicole bailando con Luis… y también folclore creo que tenés, ¿no? Unas cuantas cosas…

Exactamente. ahí se va a ver el tango, se va a ver la milonga, la milonga sureña, se va a ver los músicos, se va a ver danzas de… justamente los nativos, la chacarera, el malambo, el zapateo… que… no hay cosas que el argentino, justamente, lo que tiene es que si algún pedacito de cultura le llega a su tierra, lo hace diferente.

Muy, muy fascinante, muchas gracias, Nicole. Y bueno… espero que les haya gustado y los saludo a todos y nos vemos en el próximo video.

Chau.

Archivo PDF: Una entrevista a Nicole Nau_2

Enlaces de interés: viajes culturales

Bailar tango en Añatuya

Bailando en Argentina

Viaje 2016

En el patio del indio

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *