Podcast para practicar español – Las historias de Ángela Santos

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 11/2020

Era 7 de noviembre de 2020. Otro sábado más en casa, a pesar de este tiempo lindo que está haciendo en Buenos Aires. Por todos lados se ven flores, el cielo tiene un azul muy intenso, en todas partes hay aroma a flores y a primavera. Es la época más linda del año, porque todavía no hace tanto calor, sin embargo ya no hace frío.

A Ángela Santos le encantaban esos días. Sobre todo cuando era sábado, no tenía que levantarse tan temprano, podía disfrutar un poco de su tiempo libre. El año 2020, sin embargo, era diferente. Ángela quería empezar con un doctorado en Psicología, ya que había terminado sus estudios y poco después comenzó todo esto del confinamiento a raíz del coronavirus. Ángela tenía ganas, además, de volver a trabajar llevando a personas de acá para allá en su “taxi”… con eso, además de ganarse unos pesitos, entraba en contacto con personas que, generalmente, le contaban toda su vida en los pocos minutos que duraba el viaje. Era una excelente práctica para Ángela como psicóloga.

Eran las tres de la tarde y Ángela estaba en la casa de sus padres, Inés y Antonio, en la localidad de Martínez, Gran Buenos Aires. Estaban todos sentados en la terraza y Ángela había llevado su laptop para poder charlar con sus hermanas, Viviana y Daniela. Viviana, en Estocolmo y Daniela, en París. En Europa eran las siete de la tarde. Actualmente tenían cuatro horas de diferencia con Europa.

—Holaaaa, se escuchó la voz de Viviana, que estaba en la sala de su casa, con las luces prendidas, porque ya estaba bastante oscuro.

—Hola, chicas, tanto tiempo. ¿Cómo están? ¿Qué tal todo?, preguntó Ángela mientras acomodaba su laptop en la mesa de la terraza. Se escuchaban los pajaritos, que piaban sin parar, a pesar de que los dos gatos de Antonio e Inés estaban sentados muy cómodos al lado de la mesa, en el suelo de la terraza, disfrutando del sol que calentaba el suelo y a ellos.

Inés y Antonio estaban maravillados por la tecnología y por esa posibilidad que les brindaba de ver a sus dos hijas, que vivían tan lejos, y poder conversar con ellas como si estuvieran ahí mismo, sentadas tomando unos mates con ellos.

Estaban usando la plataforma Zoom. Ángela les había instalado todo también en su computadora, pero ellos no se atrevían a usarla solos. Por eso aprovechaban estas tardes en familia, Ángela iba a visitarlos, almorzaban juntos, Ángela les hacía unas compras para que ellos no tuvieran que salir, ya que eran personas de riesgo en esta época de pandemia, por su edad. Y después del almuerzo, en la sobremesa, solían tomar unos mates (ellos todavía podían hacerlo, porque eran integrantes de una familia). Esa hermosa tradición de tomar mate, todos de la misma bombilla, era imposible de mantener en esta situación.

—Ahí andamos, dijo Viviana. Estamos bien. Los chicos bien. Sven, bien también. Todos con sus actividades de siempre. Deporte, amigos, aquí todo está bastante normal. Los suecos son casi los únicos de Occidente que no impusieron un confinamiento obligatorio… Parece que los números de contagios están bastante bajos en este momento. Veremos cómo sigue todo.

—Nosotros, acá en París, no lo estamos pasando tan bien en este momento, la interrumpió su hermana, Daniela. Estamos en estado de “máxima alerta” por la propagación del virus y tenemos muchas medidas restrictivas. Yo espero que esta situación termine de una buena vez, porque yo no aguanto más. No vamos a poder volar a Buenos Aires para la Navidad y las Fiestas, como teníamos planeado, yo estoy tan, tan triste…

Parecía que Daniela iba a empezar a llorar, pero Ángela le dijo:

—Ánimo, corazón, ya vamos a salir de esta situación horrible. Yo te recomiendo que vos y yo charlemos un poco más tarde. Yo vuelvo a casa en dos horitas y te llamo por teléfono, ¿qué te parece?

—Me parece bien, gracias, Ángela.

Y así siguieron conversando media hora de todo tipo de temas, tratando de verle el lado positivo a todo esto: estaban aprendiendo a manejarse todos en el mundo digital y estaban obligados a reinventarse. No hay alternativa en estos tiempos, nos guste o no.

Archivo PDF: Las historias de Ángela Santos_11-2020

 

 

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Cómo hablar mejor español: Unos chicos muy creativos

Cómo hablar mejor español: Unos chicos muy creativos

Hola nuevamente y bienvenidos a todos al canal Ganas de hablar, al blog Ganas de hablar, que es un blog especializado para ofrecerles a ustedes vídeos de todo tipo para poder mejorar sus conocimientos de español. Continuar leyendo «Cómo hablar mejor español: Unos chicos muy creativos»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Aprende español con videos: La importancia de cambiar un hábito cada tanto

Aprende español con videos: La importancia de cambiar un hábito cada tanto

Hola a todos y bienvenidos nuevamente al Blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y en el vídeo de hoy les quiero hablar sobre un tema que me parece muy importante a mí y es cómo hacemos para cambiar un hábito en nuestra vida.

Me parece fundamental que pensemos un poco en cómo funciona nuestro cerebro.

Nuestro cerebro, que está dentro de la cabeza, es un órgano que está compuesto de 86 millones de células y hace muchos años creo que no sé cuándo fue que se investigó y se descubrió que el cerebro es “plástico”, tiene la capacidad de cambiar hasta alta edad.

No importa la edad que uno tenga. El cerebro puede cambiar, puede mejorar, digamos en su desarrollo etcétera. Eso también me parece fundamental y me parece fascinante.

Antes pensábamos que una persona cuando era mayor por ejemplo de 40 años ya… ya no podía cambiar nada en su vida, que estaba listo. Ya está. Estás así y vas a quedar así hasta que te mueras.

Hoy sabemos que eso no es así basándonos en esta neuroplasticidad que se llama,  que el cerebro es, como… completamente flexible y puede aprender cosas nuevas.

Si nosotros hacemos siempre las mismas cosas, exactamente igual, repetimos todo todos los días, igual estamos usando siempre las mismas partes de nuestro cerebro, las mismas neuronas, siempre las mismas.

Entonces no vamos a cambiar nada y vamos a hacer, digamos, siempre iguales en ese sentido. Pero si nosotros aprendemos cosas nuevas en la vida, nos atrevemos a hacer cambios en algunos aspectos de nuestra vida, vamos a lograr que funcionen o que empiecen a manejar… a funcionar otras partes de nuestro cerebro que antes estaban quizás dormidas.

Entonces vamos a tener una mayor actividad neuronal y para eso por ejemplo uno puede aprender un instrumento musical. Por ejemplo al aprender un instrumento musical al principio es difícil, uno se equivoca, suena muy mal lo que uno toca.

Pero con eso uno está usando nuevas partes del cerebro y con eso estamos desarrollándonos. Eso es excelente contra la enfermedad de Alzheimer por ejemplo o aprender un idioma nuevo.

Eso es fundamental para desarrollar nuestros cerebros porque se están activando o digamos están despertando neuronas que estaban dormidas.

Cada vez que recordamos una palabra nueva o que aprendemos una nueva estructura de gramática estamos haciendo algo contra el Alzheimer. A mí me parece que es algo muy importante y de la misma manera uno puede por ejemplo también cambiar algún hábito cada tanto un nuevo hábito o algún hábito malo, dejar de tenerlo.

Eso es difícil. Por ejemplo algo muy común es cuando la gente dice quiero dejar de fumar. Fumar es un hábito muy negativo entonces si uno, por ejemplo, cambia ese hábito y deja de fumar se va a sentir mejor y va a tener mejor salud, etcétera.

Por eso me parece muy importante que esto lo tengamos en cuenta, ¿sí? Que cambiemos cada tanto algún hábito o que hagamos algo completamente nuevo que antes no hacíamos. Por ejemplo cuando uno sale a caminar: probar nuevos paseos, nuevos caminos que no conocíamos porque ahí vamos a ver por supuesto nuevas cosas que no habíamos visto antes y nos va a ampliar el horizonte.

Esto nos va a ayudar a desarrollar otras partes de nuestro cerebro.

Bueno. Esto es lo que yo quería compartir con ustedes porque me parece algo muy, muy interesante pensar justamente que… que podemos hacer muchísimo para sentirnos cada día un poco mejor y que ustedes también tengan en cuenta que con esto de aprender un idioma nuevo están haciéndose un gran favor a ustedes mismos y están ayudando a que se desarrolle una parte del cerebro que no es la que usan continuamente, la que usan siempre, ¿sí?

Así que, en ese sentido, sigan así porque están haciendo algo por su salud.

Les mando un abrazo un beso y que tengan una excelente semana, hasta pronto. Chau.

Archivo PDF: La importancia de cambiar un hábito

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Practica español con videos: La naturaleza es un regalo

Practica español con videos: La naturaleza es un regalo

Hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y en este video de hoy les quiero mostrar un bosque fenomenal, que está cerca de donde yo vivo, en Alemania.

Estos lugares son lugares mágicos, en los que uno puede, realmente, cargar las energías. Continuar leyendo «Practica español con videos: La naturaleza es un regalo»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Mejora tu español con videos: La unión hace la fuerza

Mejora tu español con videos: La unión hace la fuerza

Hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y en este blog les quiero ayudar a mejorar sus conocimientos de español con diferentes videos de todo tipo.

Algunos son refranes, otros son videos de gramática, otros son videos en los que hay alguna entrevista a alguna persona que tenga algo interesante para contar y de todo un poco. Continuar leyendo «Mejora tu español con videos: La unión hace la fuerza»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires Episodio 10/2020

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 10/2020

—No se puede creer que ya sea octubre, ¿no te parece, Ángela?, le preguntó María Elena, una de las mejores amigas de Ángela. Las dos habían sido vecinas durante su infancia y seguían siendo muy amigas.

—La verdad es que sí. Realmente increíble. Este año es totalmente diferente a todos los anteriores. Muchos de mis amigos dicen que no cumplen años en el 2020, las dos amigas se ríen a carcajadas. Continuar leyendo «Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires Episodio 10/2020»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

La vida en los tiempos de Corona: practica español con videos

La vida en los tiempos de Corona: practica español con videos

Hola a todos nuevamente y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y en este vídeo de hoy les quiero mostrar o contar una historia que me pasó la semana pasada y por eso lo llamé al vídeo: La vida en tiempos de Corona, porque esto que me pasó en realidad es todo menos algo divertido, pero trato de sacar la parte positiva de todo esto. Continuar leyendo «La vida en los tiempos de Corona: practica español con videos»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Mejora tu español con videos: Un fin de semana a orillas del mar

Mejora tu español con videos: Un fin de semana a orillas del mar

Hola a todos nuevamente y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

El vídeo de hoy es, como pueden ver acá, un vídeo diferente. Estoy en Egmond aan Zee, que es una pequeña localidad cerca de Ámsterdam, pero en la costa, a más o menos media hora de Ámsterdam. Continuar leyendo «Mejora tu español con videos: Un fin de semana a orillas del mar»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Mejora tu español con videos: La esperanza es lo último que se pierde

Mejora tu español con videos: La esperanza es lo último que se pierde

Hola a todos y bienvenidos nuevamente al blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y en este blog yo les ofrezco diferentes vídeos para que ustedes puedan practicar y mejorar cada día un poquito más sus conocimientos de español mirando vídeos de todo tipo y con todo tipo de temas. Continuar leyendo «Mejora tu español con videos: La esperanza es lo último que se pierde»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Practica español con historias: Ángela Santos – episodio 9/2020

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 9/2020

Eran las ocho de la mañana del 4 de septiembre. El tiempo en Buenos Aires ya estaba mucho más lindo. Hacía más calor y los días ya eran más largos. Pronto empezaría la primavera, que era la estación del año preferida de Ángela. Este año, el 2020, era, hasta el momento, completamente diferente a todos los anteriores.

Nadie hubiera pensado que podría pasar algo así: todos encerrados en las casas desde marzo, sin poder trabajar, sin poder ver a los amigos ni tampoco a la familia, grandes preocupaciones por la situación mundial. En fin… una vida completamente distinta.

Para afrontar mejor esta situación difícil y porque Ángela era una persona básicamente optimista y con mucha alegría de vida, que veía en todo lo positivo, aún en las situaciones más desafiantes, ella había empezado con un curso de meditación en línea. Lo hacía todos los días via Zoom, con su profesora de yoga, que había empezado a dar sus clases por Zoom.

Al final de la clase de yoga, una vez por semana, Anahí, la profesora, hacía siempre unos minutos de meditación y relajación. Y cuando comenzó el confinamiento, empezó a ofrecer, además de la clase de yoga semanal, una clase diaria de meditación, para calmar los ánimos, tranquilizar la mente y estar centrados, a pesar de los desafíos del momento.

Ángela estaba en la sala de su casa, sentada en su cojín de meditación, con los ojos cerrados, escuchando a Anahí, que hablaba suavemente y decía:

—Siéntate en un lugar cómodo. Coloca la espalda derecha y erguida, sin tensión. Las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo, si estás en una silla o las piernas cruzadas de una manera cómoda y estable si estás en un cojín. Piensa un momento en cómo te sientes ahora mismo. Física y emocionalmente.

No creas que algunos estados de ánimo son buenos y otros malos. Préstale atención a cómo te sientes. Acéptalo. No te juzgues. Siente tu estado de ánimo actual y acepta todo. Relájate. Cierra los ojos y respira profundamente. Inspira y expira. Inspira y expira. Apoya las manos sobre tus muslos. Mantén erguida la columna vertebral. Siente tu pecho abierto, siente tu vulnerabilidad.

Puedes mantener la mirada abierta y baja, enfocándote sobre el suelo, sin mirar nada en particular. Si lo prefieres, también puedes mantener los ojos cerrados. Como tú te sientas mejor. Siente tu cuerpo. Siente tus manos. La energía que fluye a través de tus manos.

Siente que estás vivo o viva y que estás respirando y disfrutando de este momento, solo para ti. Puede ser que te lleguen pensamientos. No te preocupes. Cuando venga un pensamiento, no te aferres a él. Déjalo irse. Como si tú fueras el cielo y el pensamiento, una nube que pasa y se va.

Vuelve a enfocarte en el aquí y ahora. Siente tu cuerpo. Respira profundamente. Inspira y expira. Déjate fluir con la respiración. Sigue la respiración y siéntela suavemente. Disfruta de cada inspiración y cada expiración. Siente que es tu cuerpo el que está respirando y disfruta de tu cuerpo que respira….

Después de veinte minutos sonó el gong y Ángela se levantó, estiró sus brazos, las piernas, y fue a la cocina a prepararse un té de jazmín para empezar su día. Se sentía completamente relajada y con mucha energía vital.

Archivo PDF: Las historias de Ángela Santos_9-2020

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print