Mejora tu español con historias: Las historias de Ángela Santos

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 3/2020

Era miércoles, 25 de marzo de 2020. En Buenos Aires hacía calor, el tiempo estaba muy lindo, los últimos días realmente cálidos del año probablemente, porque pronto empezaría a hacer más frío, lógicamente, con la llegada del otoño. Pero todavía estaba lindo. Continuar leyendo «Mejora tu español con historias: Las historias de Ángela Santos»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Practicar español con videos – Gramática: el objeto indirecto

Practicar español con videos – Gramática: el objeto indirecto

Hola a todos nuevamente y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Yo soy Cristina y este blog está pensado para ayudarles a mejorar sus conocimientos de español a las personas que ya lo hablan bastante bien.

Hoy les voy a explicar el objeto indirecto. Complemento indirecto u objeto indirecto en español, con bastantes ejemplos para que puedan comprenderlo bien. Continuar leyendo «Practicar español con videos – Gramática: el objeto indirecto»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Una increíble coincidencia: Cómo hizo Ralf para hablar tan bien español

Una increíble coincidencia: Cómo hizo Ralf para hablar tan bien español

Hola a todos y bienvenidos nuevamente al blog Ganas de hablar.

Hoy con una entrevista super interesante con Ralf, y la hacemos por segunda vez porque no…. porque yo me equivoqué. Así que todo otra vez. Ralf y yo nos hemos conocido de una forma muy graciosa y Ralf lo va a contar. Continuar leyendo «Una increíble coincidencia: Cómo hizo Ralf para hablar tan bien español»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Mejora tu español con videos: Dime con quién andas y te diré quién eres

Mejora tu español con videos gratis:

Dime con quién andas y te diré quién eres

Hola a todos nuevamente y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Bueno, hola a todos nuevamente y bienvenidos a Ganas de hablar.

Yo soy cristina y el vídeo que les traigo hoy es sobre un refrán del mundo hispanohablante y este refrán es Dime con quién andas y te diré quién eres. Continuar leyendo «Mejora tu español con videos: Dime con quién andas y te diré quién eres»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Podcast para mejorar tu español: Ángela Santos, episodio 2-2020

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 2/2020

Era viernes. 21 de febrero de 2020. Hacía un frío de locos en Amberes, una hermosa ciudad de Bélgica, en la que Ángela y Francisca estaban disfrutando desde hacía dos días. Las jóvenes habían llegado en autobús, en FlixBus para ser más específicas, desde la ciudad alemana de Düsseldorf. Continuar leyendo «Podcast para mejorar tu español: Ángela Santos, episodio 2-2020»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Practicar español con videos – Gramática: el objeto directo

Practicar español con videos – Gramática: el objeto directo

Hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de hablar. Hoy les traigo un vídeo que es puramente gramática. Es dramática pura.

Es un tema que no es difícil pero que hay que entender muy bien en español que es el tema del complemento directo u objeto directo y para que lo puedas comprender les he traído algunas anotaciones muy importantes que son las que también yo uso para explicar estas… estas estructuras gramaticales en las clases que doy en universidades, por ejemplo, en Alemania, para que la gente pueda comprenderlo correctamente, pueda aplicarlo correctamente y pueda usarlo sin tener miedo, porque no es difícil, pero hay que comprenderlo, ¿no?

Entonces vamos a emplear. Voy a empezar explicándoles qué es exactamente este complemento directo u objeto directo también se le llama. Es la persona o cosa que recibe directamente la acción del verbo. También se puede usar para animales, es decir, personas, cosas o animales que reciben directamente la acción del verbo.

Por eso se llama objeto directo. En esta clase de hoy vamos a hablar únicamente sobre el objeto directo. También está el objeto indirecto que lo vamos a usar… a explicar en otro vídeo.

Acá les he traído unos ejemplos para que puedan comprender qué es.

Por ejemplo en la oración “yo compro un coche”. En esta oración el sujeto de la oración es “yo”. El predicado es “compro un coche” que está compuesto de un verbo “compro” y de un complemento directo o de un objeto directo que es “un coche”.

“Un coche” es el objeto directo porque recibe directamente la acción del verbo. Se podría preguntar ¿Qué compro? Yo compro un coche. Cuando yo quiero… digamos en la próxima frase yo no quiero repetir la palabra “un coche” yo puedo reemplazar el objeto directo por el pronombre. Entonces yo puedo decir yo lo compro.

Entonces “lo” es el pronombre de objeto directo porque un coche es masculino singular. Próxima frase: “Yo veo la televisión”. “Yo” es el sujeto, “veo” es el verbo y “la televisión” es el objeto directo, es la cosa sobre la que recae directamente la acción, en este caso de ver ¿sí? Si yo reemplazo la palabra… las palabras “la televisión” que es el objeto directo por un pronombre, yo puedo decir “yo la veo”.

Ahora si yo hablo de una persona por ejemplo y si yo digo “yo veo a Claudia”, ahí en caso de personas necesito siempre en español la preposición “a” entonces “a claudia” es el objeto directo con una persona. No puedo decir “yo veo Claudia”. Eso está mal ¿si? Hay que decir “yo veo a Claudia”. Eso es muy importante, es decir “a Claudia” es el objeto directo de esta oración y está con la preposición “a” porque se trata de una persona.

Si yo reemplazo “a Claudia” por el pronombre de objeto directo voy a decir “yo la veo” porque Claudia es una mujer, entonces uso el pronombre de objeto directo singular femenino. “Yo la veo”.

:a próxima lámina es sobre los pronombres de objeto directo para que puedan comprender cuáles son y los pronombres los tenemos en la columna del centro, en la del medio, que son me, te, lo, la, nos, los/las. Esos son los pronombres de objeto directo en español.

Vamos a ver algunas oraciones para que puedan entender. Por ejemplo la oración “tú me ves”. En este caso el pronombre “me” es un pronombre de objeto directo “tú me ves”.

“Yo te veo”. “Te” es el pronombre de objeto directo. “Yo te veo”.

“Yo veo el coche”. “El coche” es el complemento directo y lo puedo reemplazar por su pronombre. “Yo lo veo”. “Tú ves la tele”. “Tú la ves”. “Yo nos comparo”. “nos” es en este caso el pronombre de objeto directo para nosotros. “Yo nos comparo”. “Él os ve”, aquí “os” es el pronombre de objeto directo y luego tenemos dos casos en plural por ejemplo “yo veo los chocolates”, “yo los veo”, “tú compras las flores”, “tú las compras”.

En la tercera lámina hablamos sobre la posición con los tiempos verbales. La posición de los pronombres de objeto directo dentro de una oración. Por ejemplo se coloca el pronombre de objeto directo siempre delante del verbo conjugado, como ya pudieron ver en los ejemplos que les puse.

“Ayer compré un libro”. En este caso el complemento directo está detrás del verbo, pero si yo reemplazo el complemento directo por su pronombre correspondiente voy a decir “Ayer lo compré” y pongo el pronombre por supuesto delante del verbo conjugado.

Algunos casos… en algunos casos se puede colocar también detrás. Es en aquellos casos en los que yo tengo una construcción verbal o una perífrasis también se pueden llamar.

A veces a una construcción verbal compuesta de un verbo auxiliar y otro verbo que está en infinitivo generalmente o en gerundio por ejemplo en estos casos pasa lo siguiente: si yo digo “yo quiero comprar el coche”, aquí tengo dos verbos: tengo un verbo auxiliar “yo quiero” y un verbo en infinitivo “comprar”. Yo quiero comprar el coche.

“El coche” es el complemento directo. Aquí tengo dos alternativas: yo puedo decir “lo quiero comprar” y coloco el pronombre de objeto directo delante del verbo conjugado, como siempre, y tengo una segunda posibilidad: “quiero comprarlo”.

Aquí coloco el pronombre de objeto directo detrás del verbo conjugado…del perdón no del verbo conjugado sino de la construcción verbal ¿si? Detrás del infinitivo.

Lo mismo puede pasar con un…perdón con un gerundio “estoy leyendo el periódico”, “lo estoy leyendo” o “estoy leyéndolo”. Aquí necesito un acento por la regla de los acentos que eso podría ser otro vídeo: explicarles la acentuación en español.

Esto también se puede hacer con un…con el imperativo pero lo vamos a ver en otro vídeo porque si no sería demasiado complicado.

Es decir en principio pueden saber que con el infinitivo o con un gerundio podemos colocar el pronombre también al final ¿si? Tanto adelante como detrás.

Otro tema muy importante que suele ser complicado porque la gente lo usa mal, al menos en Alemania esto generalmente se usa mal, es el siguiente tema:

Se repite el pronombre de objeto directo cuando comenzamos la oración con el complemento directo. Esto suena muy complicado pero no es complicado. Si yo por ejemplo digo la oración “el vino lo compra Juan”.

Aquí pasó lo siguiente: en esta oración “el vino” no es el sujeto. El sujeto de esta oración es Juan. La misma oración la podría formular como lo tenemos aquí un poquito más abajo que dice: “Juan compra el vino”. En ese caso yo podría volver a hacer como en todos los ejemplos anteriores.

Podría reemplazar el complemento directo por su pronombre y podría decir “Juan lo compra”. Pero si a mí se me ocurre comenzar esta oración con el complemento directo, por ejemplo: estamos organizando una fiesta y yo digo “Carla compra las bebidas, pero el vino lo compra Juan.

En este caso yo comienzo la frase o la oración con el complemento directo y en ese caso en español es obligatorio repetir el pronombre de objeto directo si yo digo entonces “El vino lo compra Juan” y es un error, un importante error decir “El vino compra Juan”, y es un error que se escucha mucho, por ejemplo, en hablantes alemanes, al menos lo que a mí me llama la atención aquí que se escucha mucho este error porque en alemán hay otra posibilidad de hacer esto y uno en alemán dice por ejemplo “Den Wein kauft Juan” en alemán existe esa declinación de decir “den Wein” y no “der Wein”.

No voy a explicar esto aquí porque no todos hablan alemán pero esa posibilidad no la tengo en español por eso tengo que repetir el pronombre y este es un tema muy importante ¿sí? Muy, muy importante. No se olviden, cuando empiezan una frase con el complemento directo, repitan por favor el pronombre correspondiente.

Bueno finalmente este vídeo no nos salió tan corto como yo pensaba. Bastante largo.

Espero que les resulte igualmente claro que no sea muy complicado para ustedes y que hayan podido comprender bien estas reglas muy básicas de cómo funcionan las oraciones con el complemento directo en español ¿sí?

Bueno en un próximo vídeo voy a hacer explicaciones importantes para usar el complemento indirecto en español ¿sí? y ahí vamos a luego explicar esos temas y después los combinamos a los dos en un tercer vídeo:el complemento indirecto y el complemento directo.

Bueno espero que les haya servido este vídeo y que les haya gustado y sobre todo que les ayude a mejorar sus conocimientos de español cada día un poquito más.

Un abrazo enorme, un buen fin de semana para todos y hasta muy pronto.

Archivo PDF: Gramática_objeto directo

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Irina, una historia de vida. El mate, la bebida nacional de Argentina

Irina, una historia de vida

El mate, la bebida nacional de Argentina

Bueno hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de hablar.

Hoy con mi voz más o menos pero va a hablar Irina.

Irina es una amiga mía y una colega y nos va a contar un poquito sobre su vida y cómo fue… cómo llegó a Sudamérica y cómo después se trajo aquí el mate. Ella nos va a contar un poquito.

Vamos a hacer la entrevista en dos partes: primero sobre su vida y después sobre el mate.

Continuar leyendo «Irina, una historia de vida. El mate, la bebida nacional de Argentina»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Mejora tu español: Cuando una puerta se cierra, otra se abre

Mejora tu español: Cuando una puerta se cierra, otra se abre

Hola a todos y bienvenidos nuevamente al blog Ganas de hablar.Yo soy Cristina y en el vídeo de hoy les quiero explicar un refrán que se usa mucho en el mundo hispanohablante y que a mí personalmente me encanta porque, como ustedes ya saben, soy una persona bastante optimista y bastante positiva y me gustan los refranes y los dichos que están relacionados con esperanza. Continuar leyendo «Mejora tu español: Cuando una puerta se cierra, otra se abre»

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Aprender español con historias: Las historias de Ángela Santos – episodio 1-2020

Las historias de Ángela Santos, estudiante de Psicología en Buenos Aires

Episodio 1/2020

Ángela se desperezó, bostezó, estiró las piernas y los brazos, abrió los ojos y, en primer lugar, se asustó un poco, porque no podía recordar dónde estaba. Una habitación muy limia y ordenada, una sala, toda decorada en tonos de blanco y crema…

Un segundo después lo recordó: estaba en la casa de una amiga de su madre, Cristina, que vivía muy cerca de la ciudad alemana de Dusseldorf.

Era enero y una amiga de Ángela, Francisca, le había preguntado si quería viajar con ella unas semanas a Europa. Y como Ángela había terminado sus últimos exámenes universitarios y estaba lista con sus estudios, pensó: ¿Por qué no?

Ángela hablaba muy bien inglés, pero no hablaba ni una sola palabra de alemán. Pero no era muy trágico, porque según su amiga Francisca, todo el mundo hablaba inglés en Alemania y no tendrían ningún problema para comunicarse. Además, había varios argentinos viviendo en Europa, así que las dos chicas podrían quedarse en casas de amigas y conocer el viejo mundo. Bueno, Ángela ya había estado un par de veces, Francisca también, pero un viaje así era excelente como culminación de los estudios y antes de comenzar la vida de adulto propiamente dicha, con un trabajo, formar una familia quizás, etcétera, etcétera.

Francisca ya estaba en el baño, duchándose. Ángela escuchaba el agua de la ducha. En ese momento apareció Cristina, la amiga de Inés, la madre de Ángela, y la saludó:

—Buenos días, Ángela, ¿cómo dormiste?

Se acercó al sofá cama en el que estaba Ángela y le dio un beso en una mejilla.

—Súperbien, Cris, este sofá cama es comodísimo. ¿Y vos?

—Yo siempre duermo bien, gracias, querida. Voy a preparar un desayuno rápido y después salimos a recorrer esta preciosa ciudad. Quiero mostrarles el río Rin, la tranquilidad de las calles, el casco antiguo de Dusseldorf, el puerto de medios con los edificios de Gehry, la famosa Königsallee y mucho más. No van a poder creer lo ordenado que es todo acá.

—Excelente. Tengo muchas ganas de conocer, contestó Ángela.

—¿Cuánto tiempo se quieren quedar? ¿Ya lo pensaron?, le preguntó Cristina.

—Tres días, creo. Después queríamos ir a Múnich, Hamburgo, algunas otras ciudades alemanas, antes de seguir viaje a los Países Bajos, Francia, quizás España… vamos a ver. No estamos seguras todavía. Va a ser un viaje bastante improvisado.

—Los viajes improvisados son los mejores, dijo Cristina, que ya estaba preparando la mesa del desayuno, con tostadas, jamón y queso, pancitos frescos que acababa de comprar después de su caminata diaria de media hora por lo menos, varias mermeladas y yogures.

—Buen día, Cristina, hola Ángela, ¿qué tal durmieron?, preguntó Francisca al salir del baño.

—Hmmm, qué delicioso olor a café recién hecho. Me encanta.

—Me alegra, querida. Las dos dormimos fantásticamente bien. Espero que vos hayas dormido bien también, le dijo amablemente Cristina.

—Sí, muy, muy bien. Ese sofá cama es genial, siguió Francisca.

Las tres mujeres desayunaron con toda tranquilidad y después de levantar la mesa y guardar todo, se pusieron en camino rumbo a la ciudad de Dusseldorf. Tomaron el tranvía, que era un medio de transporte comodísimo, aunque relativamente caro. Pero así no tenían que aparcar el coche y tenían total libertad para pasear de acá para allá y recorrer toda la ciudad. Pasaron unos días fenomenales visitando la ciudad y sus atracciones y Ángela estaba muy feliz, porque de ese modo podía descansar un poco, cambiar de ideas, enfocarse en sí misma y pensar qué haría de su vida en el futuro. Le parecía importante dejarse llevar un poco por la corriente de la vida y ver qué oportunidades se le presentarían.

¿Quién sabe?

Archivo PDF para descargar: Las historias de Ángela Santos_1-2020

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Aprender español en Buenos Aires: Academia Buenos Aires

Aprender español en Buenos Aires: Academia Buenos Aires

Academia Buenos Aires

Escuela de español en Buenos Aires

Hipólito Yrigoyen 571, 4° Piso, C1086AAG Ciudad Autónoma de BuenosAires, Argentina

www.academiabuenosaires.com

 

Hola.

Hola.

Muchas gracias por haberme permitido hacer esta entrevista. Estamos en Academia Buenos Aires y estoy con Mariela y con Utz y me van a contar un poquito qué es lo que hacen acá en la Academia, cómo funciona, qué cursos ofrecen, para quiénes…

Bueno. A ver… Yo soy coordinadora de la escuela hace unos 7 años y ofrecemos cursos de español en clases grupales, individuales, grupos cerrados, que los llamamos tándem, clases de español general y también temáticas específicas: español médico, de negocios, cursos de cultura, también de literatura, y, si no hay un curso especial armamos cursos a medida también en grupo, grupos cerrados. Todo lo que se les ocurra.

Lo que se necesite.

… se necesite…

¿No? Perfecto…

Sí.

¿Y vos, Utz?

Mi nombre es Utz. Soy alemán. Soy uno de los fundadores de la escuela y trabajo hoy en día sobre todo en marketing. No solamente con el mercado alemán, sino en general. Y bueno, hace ya unos… tengo que calcular… unos dieci… no… catorce años que estamos con la escuela y… bueno. Hemos crecido bastante. Ahora estamos en estos locales acá, donde… bueno hay unas quince (15) aulas más o menos, que significa que en cada momento puede haber hasta quince clases paralelas y… bueno, estamos en el año 2018 esperando cómo sigue la cosa, ¿no?

Bien… y bueno, ¿qué tipo de alumnos tienen? ¿Qué tipos de personas vienen acá a aprender español?

Hay de todo.

¿De dónde?

Sí, hay de todo. Por año, vamos a decir, tenemos unos setecientos (700) alumnos más o menos, que vienen de unos cuarenta y cinco (45) países del mundo entero. Es también verdad que hay un… una mayoría que viene de Europa, de América del Norte. Son las dos regiones donde más alumnos hay para nosotros. También vienen alumnos de Brasil, de Australia, Nueva Zelanda, África del Sur, de Japón, de China, de todo…

La ubicación de la escuela es ideal, ¿no?

Sí. La ubicación… o sea… también, lo que quisiera decir es que es un hermoso edificio histórico en el casco histórico de la ciudad de Buenos Aires. Tenemos enfrente la Legislatura de la ciudad que es impresionante con sus estatuas que parece que nos miran, con vitreaux originales. Es un edificio hermoso, muy al estilo europeo. Tenemos una terraza también y sí… es muy accesible desde todos los puntos de la ciudad por subte (metro), colectivo (autobús)… o sea estamos a metros de la histórica Plaza de Mayo y para nosotros es como una ubicación muy linda, muy buena, espectacular. Nos encanta.

¿Cómo encontraron este edificio? ¿Fue fácil?

No. Estuvimos buscando un lugar que cumpla con ciertos requisitos: que tenga ya aulas preparadas como tales. No con tabiques, sino salas que podíamos usar como aulas y con cierto metraje. Entonces no era cualquier oficina que se adaptaba a nuestros fines.

Y ya habíamos abandonado la búsqueda, cuando nos sentamos en un café ahí enfrente… es una historia real… y miramos y vimos que había un cartel. Dije: “Bueno, vamos a llamar.” Y llamamos y justo estaba disponible y encontramos el lugar.

¡Qué fantástico! Qué linda historia…

Una coincidencia.

Realmente. ¿Y acá en este edificio están desde un principio?

Sí… bueno… vamos a decir que… no. Empezamos en otro lugar mucho más chico a unas pocas cuadras de acá, pero cuando llegamos acá, primero ocupamos el cuarto piso. De a poco fuimos agrandándonos hacia el quinto piso y ahora hacia el tercer piso.

Súper.

Entonces, lo que se ve acá, esto fue como el espacio original.

Fantástico. Y los alumnos que están acá, ¿pueden hacer algún tipo de examen?

Sí, sí. Tienen… o sea los grupos, cuando armamos los grupos los armamos teniendo en cuenta un examen de nivel antes de su llegada. De todas maneras, hay alumnos que vienen el viernes a las seis de la tarde: “Quiero estudiar español.” Son bienvenidos. O escriben un e-mail el fin de semana o vienen el lunes a la mañana. Todos los lunes a la mañana hay medialunas; desayunan acá. Vienen y también los recibimos.

Como somos la primera y única escuela acreditada por el Instituto Cervantes en la ciudad de Buenos Aires desde enero de 2017, creo que eso hizo que vinieran más alumnos.

Todos pueden dar un examen al terminar su curso. Todos tienen una certificación de su nivel y algunos obtienen créditos universitarios. O sea la escuela tiene un acuerdo con una institución universitaria que certifica que… digamos la nota que se sacan en el examen. Toman un examen… es opcional.

Hay personas que vienen a la escuela y están de viaje, no quieren dar un examen, pero siempre está el examen como una cuestión posible y también les sirve para sus respectivas universidades.

Excelente. Excelente.

Muchos quieren, últimamente, espontáneamente, para ver: “Bueno, a ver… hago un examen.” Si no, reciben un certificado de asistencia con su nivel y la cantidad horas que tomaron su curso.

Claro. Claro. Y grupos de diferentes niveles de conocimientos de español. Desde cero hasta el nivel C2…

Claro. Tenemos desde el nivel A1 al C2 según el marco común europeo. También hicimos nuestras equivalencias con los niveles de Estados Unidos, los que se rigen en sus universidades y también les explicamos dónde están en su nivel, más allá del marco común europeo y tenemos todos los… todos los niveles.

De todo.

De todo. Y si no hay un grupo en ese nivel en el que quieren estudiar, bueno, abrimos grupos.

Sí. Es una garantía. Que todos los lunes puedes empezar en el nivel que sea. Siempre hay lugar o si no, abrimos un curso.

¡Qué interesante!

¿Cuál es la cantidad mínima de personas que tiene que haber para que se forme un grupo?

Uno.

¡Uno!

Individual también.

Bueno, no es la idea, pero tenemos… si por algún motivo académico hiciera falta abrir un curso para ese alumno, bueno, se queda como un curso grupal pero se queda solo.

Y si no, son un máximo de siete estudiantes por… por grupo.

Son cursos relativamente pequeños como para poder aprender mejor.

Sí.

Fantástico.

Bueno. ¿Quieren decir la dirección?

Bueno… Hipólito Yrigoyen 571 – 4° piso.

De hecho, es un trabalenguas. Hipólito Yrigoyen parece como sacado de un libro.

Es difícil, sí.

Bueno, y ahora Utz, una cosa… preguntarte a vos: ¿cómo fue que llegaste a Argentina? Vos sos alemán.

Esto me interesa

Bueno. Por mil caminos distintos, pero al principio estaba buscando trabajo. Primero de vacaciones. Después, buscando trabajo, empecé dando clases en la facultad y después de un tiempo me cansé, honestamente, dando clases, por lo menos a ese público, entonces empezó la idea con unos amigos de lanzar una escuela de idiomas, que es algo que salió bastante naturalmente porque yo lo había vivido llegando acá sin conocimiento del idioma.

Claro.

Entonces yo he pasado por esa búsqueda de una escuela que corresponda a mis necesidades.

Claro.

Y por otro lado, la otra pareja con la que creamos la escuela en su momento ya había trabajado también con alumnos de otras escuelas. Entonces había un conocimiento, vamos a decir, del funcionamiento. No tanto de la parte académica, que hasta el día de hoy dejamos en manos de gente como Mariela, que sabe y bueno, se delegó, digamos, la parte académica a profesores.

Claro. Y vos te encargás de la administración…

Claro. De todo lo que hace funcionar la escuela detrás del telón, pero que también es importante para comunicar y para atraer alumnos también.

Por supuesto.

Y hacer que funcione la logística, bueno… hay otras personas más que ayudan en eso, ¿no?

Claro. ¿Cuántos profesores son o tienen?

Tenemos un staff de diez profesores. En este momento son catorce (14) más o menos, y bueno, eso puede variar. Mínimo de diez.

Ofrecemos clases por Skype también.

¡Ahh!

Porque, cada vez más, no sé… hay estudiantes que o vinieron y quieren continuar con las clases o empiezan de cero por Skype y eso también es, a veces, después de las seis de la tarde o más temprano, incluso los fines de semana, los sábados, hay estudiantes que toman clases por Skype. Y bueno, también programas, como vos decís, hacemos visitas, paseos.

Todos los cursos tienen incluidos… tienen incluido un programa extracurricular: una visita a un museo o algún lugar de interés cultural, talleres en la escuela, una noche de cine argentino en la escuela y eso también es una oportunidad para que los estudiantes se conozcan y entablen relaciones, porque para nosotros es tan importante aprender como conocer la cultura y relacionarse.

El material de estudios lo hicimos nosotros, lo pensamos, para que también los estudiantes puedan conocer nuestra cultura, nuestra historia, literatura.

Me encanta. Me gustaría a mí tomar clases acá

No. No creo que necesites, pero bueno.

Me gusta mucho la idea, todo. Como lo han armado. Realmente muy lindo.

Bueno, gracias.

Buenísimo.

Gracias.

Gracias, Cristina.

Bueno. Otro tema importante que ustedes ofrecen es el tema del alojamiento. ¿Quieren explicar un poquito eso?

Sí. Es una parte fundamental de una estadía en Buenos Aires. Para mucha gente que no tiene familia, no quiere vivir en un hotel. Bueno. Ofrecemos algunas opciones, la principal siendo la casa de familia. Son familias que conocemos desde hace mucho tiempo, donde hacemos un control de calidad igual, pero con las que estamos en contacto también todas las semanas voy a decir. Sabemos cómo se llaman los hijos y los nietos y sabemos qué tipo de alumno meter en qué familia. Cómo asociar esas necesidades. Bueno. Trabajamos con muchas familias. Son familias que, por lo general tienen uno o dos hijos que ya se fueron de casa, entonces les queda un cuarto libre. En Buenos Aires no sobra espacio habitacional, entonces, si no se libera una habitación de alguna forma en una casa de familia, nadie va a querer recibir. Pero… bueno. En ese tipo de situación tenemos parejas jóvenes que les sobra espacio, tenemos también gente soltera… hay de todo. La familia en ese sentido es una expresión amplia.

Bueno. Hacemos esto de poner en relación familias con alumnos y también ofrecemos para chicos chicos, más jóvenes, un tipo de departamento compartido, que es que el alumno tiene su habitación, pero comparte un living, comparte un baño y una cocina con otros.

Claro. Fantástico.

Un máximo de cinco o seis alumnos por departamento. Eso. Es una parte importante del servicio. El servicio es global. La gente viene al aeropuerto, podemos ofrecer un servicio de traslado hacia el centro, hacia la familia o hacia el departamento y… bueno. Ahí empieza y después llegan acá y les explicamos cómo encontrar su camino en Buenos Aires.

¡Fantástico!

O sea que es un acompañamiento muy completo. Del estudiante.

Sí. Sí.

Ya no se tiene que preocupar. Nos contacta por su curso y quiere saber, bueno: “Me quiero alojar con una familia”, le buscamos según su estilo y bueno. Ya viene y ya va a un lugar.

Ya sabe adónde ir.

Sí.

No está solito, perdido en Buenos Aires.

No, es más… al alumno le mandamos una descripción de la familia. Le mandamos un mapa para que pueda ubicar la dirección de la familia. Tiene datos sobre, bueno, si son fumadores o no (en general son no fumadores), si tienen perros o gatos, cuánta gente vive en la familia, hay fotos no de la familia, sino del lugar, por razones de privacidad.

Lógico. Lógico. Bien. Muy, muy bien. Muchas gracias.

De nada.

Bueno, les agradezco muchísimo esta entrevista.

Bueno. Gracias por la entrevista. Muchísimas gracias.

Gracias a vos.

Archivo PDF para descargar: Academia Buenos Aires

 

 

Si te gusta, comparte... Gracias.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print